!! BIENVENIDO (A) - WELCOME - WILLKOMMEN - BENVENUTO - BIENVENU - BOA VINDA !!

Gracias por visitar nuestro blog, seguramente practicas este Bello Deporte y si no te invitamos a que te unas a nuestra aventura.
.
Los Tremos somos un grupo de ciclomontañistas entusiastas y amistosos, activos durante todo el año, nos reunimos cada fin de semana con el unico objetivo de Compartir y Disfrutar un buen momento con los Amigos y la Naturaleza, recorriendo las montañas, cerros y veredas de Guatemala. Te esperamos.


miércoles, 24 de marzo de 2010

Ah...y que darían varios por tener 12 años....Que besotototote.....

La mañana del domingo despertamos con la ilusión puesta.   Se nos  había  alborotado una creciente expectativa, y la razón de ello  no era para menos.  Días antes se nos anunciaba que el recorrido era de la manufactura de los Exploradores del Sur. ( clic acá para ver la imagen cortesía de German Natareno).   El solo hecho de llevar ese sello, hacía impensable no presentarse a la cita.   Tan solo una razón de causa mayor pudo haber interferido para  dejar de participar.
  
Fue una mañana soleada y agradable, con la imponente presencia de los Volcanes de Pacaya y Agua, del lago de Amatitlán,  a los que  kilómetros después  se sumaba un nuevo  espectador,  la laguna de Calderas.   Además, la grata sorpresa de  ver nuevamente a Dixie, Vladi, Chofo y T Gio, después de varias ausencias,  así como la participación  del Team de Sumpango, dio un toque mucho más especial a la aventura dominical.


Montados ya en nuestras bicicletas, a manera de calentamiento, pedaleamos con un ritmo constante y poco agobiante por las calles del municipio de Amatitlán. Luego de algunos minutos, poco a poco fuimos dejando el asfalto y nos adentrábamos en la montaña, cuyo terreno se fundía armoniosamente con la vegetación, pareciendo entrar en complicidad con el resto del entorno, para fortuna de nuestra contemplación. Puestos allí, arrancamos con la trepada. Eran 19 kilómetros los que había que vencer.


Tal kilometraje en ascenso no podía hacer falta en un trip comando por los Exploradores del Sur!!! Los primeros kilómetros, hasta llegar a San Vicente Pacaya, fueron los más sufridos. La vereda, que por momentos se tornaba bastante empinada y violentamente accidentada, mermaba sin clemencia las energías. Algunos nos vimos obligados a avanzar empujando la bici. Otros disminuyeron el paso, y otros, entumecidos, no les quedó más remedio que quedar impotentemente paralizados a mitad del camino. En el trayecto también se escuchaban con regularidad los crujidos en los sistemas de cambios, que amenazaban con cortar de tajo nuestro rodar ante una seria avería en la cadena, situación que se concretó en el caso de Dixie. Afortunada ella!! Tuvo varias manos que volvieron la situación a la normalidad en menos tiempo del esperado. 

Ese primer esfuerzo fue desgastante, pero gratificante.  Metro a metro nos encumbrábamos y disfrutábamos de aquellas bellas postales que la naturaleza configuraba para nuestro deleite.  Desde la altura, pudimos, pávidos, apreciar lo quebrado del terreno que ya habíamos recorrido.  Aliviados de haber finalizado el trayecto más complicado, nos dirigimos al primer punto de abastecimiento.   Allí donde los valientes lloran.


Luego, continuamos con la ascensión.  El objetivo era alcanzar San Francisco de Sales, a aproximadamente 7 kilómetros de ese primer punto de abastecimiento.   Esta vez la ascensión fue mucho más llevadera.  Calle ancha, poco accidentada y poco inclinada, sin mayor complicación, pero no por ello   dejaría de  cobrar lo suyo.   Ante el esfuerzo de la primera parte, Dixie cayó acalambrada en este tramo.    Nuevamente nos abastecimos y seguimos hacia la laguna de Calderas, en donde,  la sesión fotografía fue obligada.  La belleza del lugar así lo exigía.  Las fotografías dan cuenta de ello.

Una ascensión más.  Corta.  De un kilómetro, para iniciar el ansiado descenso.   Dixie de nuevo cayó acalambrada.   Y de nuevo, varias manos a su auxilio.   Iniciamos el descenso.  Aproximadamente, en tiempo,  una hora  y media, y en kilómetros, unos 20.  En este trayecto reinó la calle ancha.   El descenso fue rápido y desenfrenado, de tal cuenta que por momentos nos veíamos envueltos en una nube de polvo que nublaba la vista y dejaba nuestra integridad a la voluntad azarosa del terreno por el que transitábamos.   Nuestro paso por ese descenso se vio engalanado por la compañía de lago de Amatitlán, quién parecía darnos una bienvenida  bastante anticipada,  pues nuestro destino era encontrarnos en alguna parte de sus playas.

Ah...y que darían varios por tener 12 años....Que besotototote.....
TG

7 comentarios:

Wosquex dijo...

Buen colazo muchachos.... No la Pience!!! Dejela ir!!! jajaja... pal anecdotario.

Saludos
Att Wosbe.

Dixie Galvez dijo...

Hola chicos!!!

Les escribo para darles las gracias a cada uno de ustedes...son unos totales caballeros....
Disfruto al maximo cada que vez salgo a pedalear con los TREMOS..yeeahh.


Les mando un fuerte abrazo...y ya saben BESOS no hay pa todos...solo si tienen 12 años....bromas jiji.


Dixie Galvez

guinda dijo...

Saludes a tod@s y mucho gusto, los felicito, que buen colazo se mira, porfa no dejen de avisar que para la proxima no falto, llueva o relampagee.....
Que buenas fotos, como siempre!!!!

Sergio dijo...

Dixie,, waahahaahahaha,,, tengo 12 años,,, wahhaha... pero de más,, jajajaja.

Creo que a todos nos anima que vayas con nosotros, eres el toque especial del colazo; a todos los amigos tremos, ex-tremos, no tremos y medio tremos, etc; saludos, me da gusto verlos cada vez que puedo y gozar de esos colazos, hay que animar el género femenino a integrase al MTB y poner de ejemplo a nuestra buena amiga Dixie, que demuestra que ellas también pueden.
Spacheco

Anónimo dijo...

PATOJO CABRON!!!!!
JAJAJAJA

SALUDOS DESDE GUATEMALA PARA TODO EL MUNDO-


ATT
TREMO KID
CARLOS FIGUEROA

Kerim dijo...

Tengo 43 años, eso dividido 12 da 3.58, son 3 besos y un abrazo, pero para redondear los dejo en 48 años (5 años más viejo, no importa) y que sean 4 besos, jajajaja.

Hace un poco más de un año, el 15 para ser más exacto, fue mi primer colazo en La Z, que sufrí para llegar, más la ruta que agarró Chofo Tremosaurio después, ufff buenìsima (se recuerdan del tunel); luego, para el aniversario de Los Tremos, Nelson me regaló ese colazo otra vez, cómo lo gocé.

Lamento mucho ya no acompañarlos tan seguido, pues aún tengo una lesión en la mano que no he podido corregir (me ahueva ir con el médico porque hay que operar), pero los sigo por este medio y cuando he podido, los acompaño. Me siento muy orgulloso cuando me pongo el uniforme de Los Tremos y salgo a pedalear, y muy agradecido con Dios y ustedes, pues desde hace un poco más de un año veo la vida de otro ángulo; increíble, todo viéndolo sentado en una bicicleta sintiéndome parte de esta naturaleza que nuestro bello país nos regala en cada rincón que visitamos.

Que Dios los bendiga, y espero dar otro buen colazo con ustedes mis amigos.

PD. Sigo pedaleando, un poco de ruta (que no me molesta la lesiòn) y a veces un poco de montaña en la parte de Chinautla, cuando encuentre una buena ruta les aviso para explorarla.

Saludos.

Luis Méndez dijo...

Mmmmm... estan dando ganas de ser tremotron....