!! BIENVENIDO (A) - WELCOME - WILLKOMMEN - BENVENUTO - BIENVENU - BOA VINDA !!

Gracias por visitar nuestro blog, seguramente practicas este Bello Deporte y si no te invitamos a que te unas a nuestra aventura.
.
Los Tremos somos un grupo de ciclomontañistas entusiastas y amistosos, activos durante todo el año, nos reunimos cada fin de semana con el unico objetivo de Compartir y Disfrutar un buen momento con los Amigos y la Naturaleza, recorriendo las montañas, cerros y veredas de Guatemala. Te esperamos.


jueves, 10 de junio de 2010

Nada es comparable con el sencillo placer de montar una bicicleta ( Kennedy, J. SF).

Nada es comparable con el sencillo placer de montar una bicicleta ( Kennedy, J. SF). 

Una frase a medias, pues ese sencillo placer se hace supremo en la compañía de unos viejos amigos. Además, después de haber estado inactivo en el bicimontañismo por un par de días, en donde parecieron haberse congelado los segundos, minutos, horas y días, tal y como lo dijo TX: “Cuando un Tremo se sienta en una bicicleta durante una hora, parece que fuese un minuto. Pero déjalo sin bicicleta un minuto el domingo, y le parecerá más de una hora. Eso es relatividad”, y viéndome obligado a transitar en la ruta asfáltica con la sola presencia de mi sombra y en la fría ausencia de la camaradería de los cuates, esa invasión de placer fue tímida, cohibida. Por momentos ausente. 

Esa mañana, la del domingo, irrumpieron en mí sensaciones pasadas. Sensaciones del para mí ya tradicional y casi obligado colazo dominical. Mis sentidos y atención fueron usurpados por ellas. Irrumpió la ilusión y el deseo del encuentro con los Tremos; con la vereda; con el aroma a bosque; con la contemplación del armonioso desorden de la vegetación, producto de la entrada de la época lluviosa; con la adrenalina que aflora el descenso; con los sonidos melodiosos de los pájaros, cálido de la hojarasca que entra en contacto con los neumáticos de las bicis, sutil del viento que coquetea con las ramas de la arbolada, que además, bondadosamente nos permite reposar bajo su sombra. Así me dirigí al punto de encuentro. 


Con esa expectación, puedo decir que el colazo no quedó a deber, a pesar que por motivos precautorios ascendimos a través de asfalto, concreto y adoquín hacia la finca Tinco para descender por sus resbaladeros y veredas. Ya puestos en lo nuestro; puestos en acción, salió a relucir todo nuestro repertorio, e incluso algunos más osados se excedieron en sus oficios, cuyo pago se tradujo en caídas que arrebataron el carcajeo de los presentes. Esos pasajes pusieron de manifiesto que después de las osadías la irracionalidad nos sigue privando. 


Con toda la evidencia de lo maltrecha que puede estar nuestra humanidad después de una aparatosa caída; con los lentes desalineados; con una pata de los mismos ensartada en un molar; con el meillot jalado hasta el ombligo; con la licra ubicada por debajo de lo que tiene que tapar y mostrando más allá de lo que el orgullo y el pudor permiten; la reacción es incorporarse rápidamente y con una sonrisa de oreja a oreja en el rostro, quizá hasta carcajeándose, expresar que todo está bien, aunque muy en el fondo se esté herido en el orgullo por el que dirán, sobre todo el que dirán las damiselas que observan con atención aquellas escenas de irracional machismo…jajajaja….

Es de resaltar el nivel de las damiselas en donde salimos bailando un par de especimenes del sexo opuesto. Y como lo dijo Valdez, Ivonne una flecha para subir, mientras que como lo apunté yo, Dixie una kamikaze para el descenso. Me sorprendió como Ivonne en el ascenso hacia San Lucas dejó botados a unos cuantos, y como Dixie en un descenso se la iba peleando a muerte con T. Kid.

También me dio alegría ver como nuevos pedalistas se están adhiriendo al grupo, y sobre todo lo bien que se sienten en nuestra compañía y la identificación que ya tienen con los Tremos, por que de hecho ya son Tremos. Gracias Tremos por hacer parte de mi existencia más placentera. Hasta la próxima.

TG

No hay comentarios.: