!! BIENVENIDO (A) - WELCOME - WILLKOMMEN - BENVENUTO - BIENVENU - BOA VINDA !!

Gracias por visitar nuestro blog, seguramente practicas este Bello Deporte y si no te invitamos a que te unas a nuestra aventura.
.
Los Tremos somos un grupo de ciclomontañistas entusiastas y amistosos, activos durante todo el año, nos reunimos cada fin de semana con el unico objetivo de Compartir y Disfrutar un buen momento con los Amigos y la Naturaleza, recorriendo las montañas, cerros y veredas de Guatemala. Te esperamos.


miércoles, 15 de diciembre de 2010

Navidad para Niños y Tremos.

En esta ocasión nuestro relato no inicia en la salida de un parqueo, o en la mañana fría, este relato debe de empezar con el pensamiento de ayuda y buena fe, una muy buena idea y una actividad que debe de ser realizada por cada ser humano, el sentimiento de ayudar al prójimo en especial a muchos niños, que en varias ocasiones nos saludan y nos dan ánimos cuando pedaleamos entre innumerables rutas. El entusiasmo de muchos Tremos para llegar juntar una gran cantidad de juguetes es indescriptible, muchos buscaron entre los juguetes de sus hijos, limpiando los cuartos por todas partes, otros buscaron los juguetes de su infancia, las compras y las donaciones de muchas personas, amigos, compañeros de trabajo o familiares, ayudaron enormemente a esta noble causa.

El sábado 12 de diciembre muy temprano por la mañana, escapando de una semana de mucho frío nos reunimos en nuestro ya conocido restaurante de Asióle, Amatitlán, no cabe duda somos muchos, y poco a poco fueron muchos Tremos, amigos y familiares, todos con grandes bolsas de regalos con mucha alegría, esperando el momento en que llegáramos a nuestro destino, Todo parecía llenar las expectativas, los juguetes se fueron reuniendo, las piñatas y algunos Tremos fueron llenándolas de dulces, el espíritu navideño de estas fechas se salía a relucir durante toda la organización. Ya al estar todos listos, nos reunimos para aclarar los últimos detalles, los avisos, y las bromas que tanto nos caracterizan, nos dispusimos a realizar la oración en las palabras de Heber, Tremo Foxy, nos indico que la ruta no seria la misma hace 15 días por lo que nos entusiasmo al saber como seria el panorama para llegar a Calderas.





Luego de un Refill de dulces para entregar a los niños durante nuestro recorrido, Iniciamos nuestro colazo, Tremo Oscar con su gorro de Santa, encabezo la salida con grandes energías, a paso rápido fuimos todos con muchas ganas de llegar a nuestro destino salimos de Amatitlán, la ya conocida planada, hacia divertido el pedaleo entre las irregularidades que dejan vehículos motorizados en todo el trayecto. Al finalizar la planada, nos reagrupamos en una bifurcación, la inquietud de los que encabezaban al grupo partieron con las ganas llegar, inquietos, parecía que se disputaban una carrera hasta la cima, por lo que entendí en el relato de Oscar Escalante(Elite de nuevo ingreso al grupo) se dio gusto con Oscar Gomez (Elite Veterano) pusieron la muestra para ascender.



Entre el segundo grupo que se quedo tomando un poco de aire, iniciamos el ascenso, con cara de extrañados, poco a poco nos dimos cuenta que gran parte del ascenso fue nuestro descenso de hace 15 días, el reto en esta ocasión se encontraba entre los fuertes reventones de ascenso, hacían palpitar al corazón con mucha fuerza, el trayecto de tierra y piedras, todo dentro de lo posible para nuestro caballito de acero y todo entre lo posible para lo que nos permitieran nuestras piernas y ganas de subir. El compañerismo como en todos nuestros colazos siempre está presente, entre pláticas, y chistes, hacían placentero el ascenso, cansados y algunos casi tronados, subieron por esta ruta que sin duda alguna merece ser repetida para disfrutar del gran paisaje.



Nuevamente al finalizar este ascenso nos reagrupamos en una tienda, cansados pero con muchos ánimos, bromeábamos y compartíamos, las naranjas agradables al paladar y el agua fria refrescaba nuestros cuerpos, aprovechando la ocasión del lugar las fotos y la visita al tan famoso lugar que en relatos pasados de un extrañado amigo deleitan a los lectores(donde lloran los valientes), entre este descanso, las noticias del convoy de los regalos, al parecer este se vio en dificultades, sin duda alguna pasaron una buena aventura, su ubicación era incierta, y los caminos complicados donde solamente la doble tracción y pericia de los conductores permitían el paso, por desgracia, no todos los vehículos iban preparados, por lo que tuvieron que desviar su camino por las carreteras que llevan al área turística de San Vicente Pacaya. Tratando de reubicar al convoy salimos nuevamente en ascenso, buscándolos para saber de su paradero, en la entrada del pueblo encontramos nuestros amigos, afortunados llegaban para animarnos, tomando fotos y gritándonos animosos, nos daban fuerzas para continuar nuestro recorrido.

Seguimos nuestro ascenso entre la calle ancha, el paisaje entre tanto árbol que caracteriza el lugar, todos con un paso lento continuamos el recorrido, la pendiente alargada, cansaba con el desgastante sol, así y la presión de las piernas en los pedales, hicieron estragos en la cadena de un Tremo, nos detuvimos para socorrerlo entre el camino recuperando fuerzas y apreciando el paisaje lleno de arboles y aire fresco.



Al finalizar las reparaciones continuamos nuestro largo ascenso, intentado buscar sombra entre los árboles, el sol no daba tregua, seguimos ascendiendo y el convoy de los juguetes encabezado por Tremo Pacheco, nos alcanza en una curva, haciendo lujo de su 4x4 nos sofoca en una nube de polvo, dejándonos sin aire, las palabras alegría y ánimos salieron para apoyar a nuestro amigo y que llegara de primero al destino programado.

Dos kilómetros antes de la entrada para subir al volcán, nos detuvimos en pequeño terreno, ahí nuestros cuerpos lograron recuperar fuerzas, una parte del convoy de los juguetes ya se encontraba en lugar y al voltear la mirada, unos cuantos niños con expresión de sorpresa se nos acercan con curiosidad. El primer punto programado, para dar un poco de alegría, se bajo una piñata de Santa Claus, y se amarro entre los árboles, un grupo de niños y personas del lugar llegaban con grades sonrisas, se acordó, ubicar una piñata, y la cara de alegría de los niños con todos los Tremos jugando llenaban el corazón, el ambiente de alegría en el momento nos daban una idea de lo que nos esperaba en la Laguna de Calderas.




Terminamos las piñatas y decidimos continuar nuestro camino, Dos kilómetros de ascenso y otros 2 de descenso sobre calle ancha, el esfuerzo realizado ya no era nada con la satisfacción que llevábamos con los niños que dejamos atrás. Finalmente, nuestro destino acordado, la bella laguna de calderas, al llegar a la calle se encontraba con unas pocas personas caminando por el lugar, atrás de nosotros, aparecía el convoy con los presentes, llenos de dulces y piñatas, rápidamente una cuadrilla de Tremos liderado por Tremo Kid, dio las instrucciones para montar las piñatas, una payasita terminaba de maquillarse para su presentación, otros Tremos, iniciaron la búsqueda de niños y adultos, avisando que habían presentes para la navidad, en ese momento, parecía un caos bien orquestado, todos buscando la manera de organizar a los niños que llegaban por todas partes, corriendo de entre las calles saliendo de sus casas, niños y adultos nos miraban con alegría por la gran sorpresa que les organizamos, hay que reconocer enormemente, a la payasita que con mucho ánimo y alegría ponía a los niños pequeños a jugar. Entre la actividad, se decidió hacer dos grupos con piñatas, de este modo separábamos a los peques de los grandes, todos los niños ansiosos de quebrar la piñata y alcanzar los dulces, pedían pasar primero con las manos alzadas. La diferencia de edades era notable entre los mas grades, esforzándose por mantener el orden el grupo de los Tremos que se encontraba con los mas grandes, tuvieron su momento de extremo, una niña muy enérgica, fue elegida para quebrar la piñata, a tres golpes la base de la piñata sucumbió, todos los niños se abalanzaron sobre ella, la emoción de fue tanta que la piñata ya no pudo ser rescatada y como dice tremo Foxy, la Piñata Piraña, por suerte no hubo problemas con los niños, todos felices, gozaban el momento y creo que todos los Tremos estábamos aun más felices.

Las Piñatas y los dulces se terminaron, y los niños con ansias, esperaban a que se les diera un presente, los niños se fueron ordenando en fila, todos contentos y ordenada mente fueron pasando, desde los más pequeños hasta los más grandes, gracias a las personas que viajaban en vehículos, se ideo colocar lazos entre los pickups de los juguetes, todo para hacer el paso de los niños lo más ordenado posible, debo de añadir que la mayoría de los niños se portaron muy bien, se les pidió que se dejaran pintar la nariz a cambio de un regalo, y todos felices accedieron. Los niños muy contentos salían corriendo con sus juguetes así también los Tremos, jugamos como niños con ellos, platicando y gozando, disfrutando de ver tantas sonrisas, creo que todos como niños que somos nos llevamos un agradable momento para el baúl de los recuerdos. Para sorpresa de todos, sobraron muchas cosas, por lo que se decidió reubicar el convoy y seguir repartiendo alegría por la iglesia que se encuentra en San Vicente Pacaya.





Así luego de un pequeño descanso, tomamos nuestras bicicletas, he iniciamos el camino de regreso, el convoy ya se había adelantado junto con los familiares y amigos que animosamente nos ayudaron con todo, un tanto cansados fuimos llegando al nuevo punto, y la historia se repite nuevamente, tanto niños como adultos se nos acercan con mucho entusiasmo, la cantidad de juguetes sobrantes era enorme, por lo que se decidió dar en mayor cantidad, los niños felices, gozaban con las cosas que se les entregaban, algunos adultos que curioseaban por el lugar, fueron agradados con galletas, jugos y aguas gaseosas, una que otra bolsa de dulces sobrante aparecía en el lugar, definitivamente estos momentos valen la pena disfrutarlo.




Debido a la hora era necesario terminar el colazo, tristemente nos tuvimos que despedir de tantas personas que nos permitieron entrar en su corazón, pero sin duda alguna hemos dejado una gran huella ahí; El resto del convoy se quedo en el lugar terminando de repartir los regalos, Continuamos nuestro ascenso ya con muchas horas después de nuestra salida, la emoción de descender sobre el resbaladero de arena que el volcán nos regala, hacia subir la adrenalina, nuevamente uno de los descensos más soñados. El freno casi al tope, la pendiente precipitada, el camino angosto y el precipicio a la par, la única forma de bajar es resbalando, Tremo Oscar H. Preguntaba como pedalear entre la arena y la respuesta que hay es, no la piense, déjela ir! Pedalee! Y disfrute el momento. Logramos descender entre la arena hasta la salida de la iglesia, donde dos Tremos se declararon matrimonio hacia muchos colazos atrás, nos detuvimos para recuperar el aliento y que los frenos de nuestras bicis respiraran un poco, Tremo Foxy propuso el final de la ruta para terminar como Tremos, el éxtasis hasta llegar a la planada, un camino lleno de polvo, y piedras por doquier, la única forma de pasar, definitivamente era por encima, Tremo preparado vale por dos, dicen por ahí, Charlie, Mark, Lickes y su humilde servidor, preparados con pañuelos, disfrutamos un tanto la falta de visibilidad por el polvo dejado por el líder, creo que JuanD salió con rayitos canches en el pelo, todos contentos definitivamente deseosos de descansar y comer un poco, pedaleamos por la planada que conduce a Amatitlán, satisfechos de un día increíble, nos deleitamos con la comida de nuestro amigo restaurante, platicando lo sucedido Tremos, amigos y familiares terminamos pasando un agradable rato, no como un equipo de ciclismo de montaña si no como una familia de locos amantes de nuestra pasión, el MTB.

Definitivamente este es uno de los días más memorables en la vida de este pequeño grupo de ciclismo de montaña, esta actividad por mucho fue superada en todo aspecto a las pasadas navidades, el éxito alcanzado no hubiera sido posible sin el gran esfuerzo de muchas personas, Gracias a todos los Tremos y Tremas, Amigos, Familiares, a todas las personas que de corazón nos ayudaron con sus juguetes, ideas y porras. Gracias a las personas que nos acompañaron en el convoy, a Pancho el hijo de Tremo Líder, quien no pudo estar con nosotros, Gracias Ada y pequeño Tremo Kid Jr. Así también, a Pacheco’s Family por su energía y dinamismo, Gracias a los amigos de el Canche Ezquerra, la payasita y compañía que animo a todos los niños y Tremos que jugamos en sus actividades, Gracias a todos los que no pudieron ir, pero que en espíritu nos desearon con todo el corazón el éxito de este gran evento, en verdad son tantas personas a quienes hay que agradecer, no cabe duda alguna que en este grupo hay una gran amistad, una
gran familia.



Felices Fiestas.
Pancho

7 comentarios:

Pancho Armas dijo...

Definitivamente, hay que agradecer a muchas personas, por cierto, Gracias Tremo Foxy, Richard y Lickes por las fotos todas están muy buenas!

Pichi dijo...

Gracias Pancho por tu dedicación y tiempo en el relato, no cabe duda que la inspiración te llega al recordar a todos los ninos que recibieron algún regalito este ultimo domingo.
También quiero agradecer a cada uno de los fotógrafos y a todas las personas que ayudaron a la realización de este gran TRIP !!!

Sergio Valdez dijo...

Pancho, que exacto ha sido tu relato, no cabe duda que todos compartimos el mismo espiritu Tremo, el mismo entusiamo por nuestra gente y en especial por los niños que cada fin de semana nos alegran con sus porras y sonrisas, la misma pasion por el MTB y la gran unidad que hay en el club y que cada dia sigue creciendo gracias a EL ESPIRITU TREMO que ha permanecido desde el origen de Tremos Guatemala: Recibir en el ceno del club a todo aquel que comparta la pasion y este dispuesto a ser Tremo de corazon!!
Dios bendiga a todos y cada uno de los que hemos formado esta gran familia durante todos estos años y que sigan llegando nuevos locos como nosotros por el mtb!!
Empecemos a recolectar juguetes, dulces y amor para estos niños que desde ya nos esperan para la NAVIDAD EN LA MONTAÑA TREMOS 2011... SABOOOOOOORRRRRR

Lickes dijo...

Yo quiero agradecer a Miguelito que se hizo grande con las cajitas de aguas gaseosas y que fue el guía para la compra de pelotas en la terminal. GRACIAS VOS!!!!
Tremo T.

Sergio dijo...

Quiero Llorar,, jajajaja quiero llorar, definitivamente que relato, expresa mucho de lo que todos sentimos,,,, esa libertad!!!
eso es Tremos !!Libertad!! la libertad de compartir, la libertad que nos da esta linda tierra que no vio nacer y su linda gente; la libertad de expresarnos, la libertad de reir,, de sufrir en los colazos, la libertad que nos da el sentir el viento en nuestro rostro cuando descendemos, la libertad de poder llevar sonrisa a los niños de esos lugares tan lindos que nos adornan el deporte y pasión que más disfrutamos, la libertad de disfrutar!! o de difrutar de esa libertad!!! Saludos a todos los amigos y amigas, a los presentes y a los ausentes, a los que mas de alguna vez nos han acompañado los invitamos a ser parte de esta libertad = "TREMOS"

Kerim dijo...

Amigos, definitivamente, qué colazón!! El mejor del año para mí, y con este ya tuve mi Navidad. Aprovecho para desearles paz y prosperidad en estas fechas y las posteriores. Yo tengo fotos del evento, a quien se las envío? A propòsito, si quieren regalar lociones y perfumes originales, tengo en presentación de 100 ml a Q.350, y también diferentes licores. Consultas al 4707-8108.

gustavo dijo...

Familia de tremos, fue una actividad espectacular por todo los descrito en el relato y los comentarios ya publicados. Esperemos que el 2011 sea de muchas bendiciones para todos los que formamos el club de los Tremos, los que han sido parte y no los hemos visto ultimamente y los que se unirán en los próximos meses.

Que nos abunde la Salud, dinero, trabajo, unidad familiar y amor y por supuesto muchas energias para un 2011 lleno de MTB!