!! BIENVENIDO (A) - WELCOME - WILLKOMMEN - BENVENUTO - BIENVENU - BOA VINDA !!

Gracias por visitar nuestro blog, seguramente practicas este Bello Deporte y si no te invitamos a que te unas a nuestra aventura.
.
Los Tremos somos un grupo de ciclomontañistas entusiastas y amistosos, activos durante todo el año, nos reunimos cada fin de semana con el unico objetivo de Compartir y Disfrutar un buen momento con los Amigos y la Naturaleza, recorriendo las montañas, cerros y veredas de Guatemala. Te esperamos.


domingo, 17 de julio de 2011

Relato del bolo....del bono!


A la hora programada (6:50) nos hacemos presentes con Claudio y las morenas gemelas,  a esa hora ya nos esperaba Mark, luego fueron llegando uno a uno los Tremos que haríamos un colazo que como dijo Claudio, “el colazo incomprensible” y yo le llamaría el colazo del “bolo”, digo, del “bono”.  Nos acompañaron los amigos de Valdez, Paul y compañía, Mario y Carlos (Un amigo de Figueroa  que tenía como año y medio de no hacer bici, con la intención de regresar a hacer lo que tanto nos gusta, MTB.) Luego de su recuperación de una lesión, también reapareció el tocayo Lickes. Sin más preámbulo y luego de la oración respectiva, partimos.


En una mañana, un poco nublada, con frío delicioso, salimos pedaleando hacia la cumbre en dirección al Hato. Con algunos contratiempos mecánicos resueltos, nos dirigimos al hato donde nos esperaban esas veredas que muchas veces hemos disfrutado, solo que ahora con el plus que les da la lluvia, gradas, zanjas, agujeros, raíces al descubierto, etc., una nueva adrenalina.

Del Hato nos dirigimos hacia San Mateo, donde fuimos recibidos amablemente por su gente, algunos de ellos disfrutando del Bono, muy amenos, con la tierra en la cara, como cuando el caballito de acero nos invita a recordar de dónde venimos (ha de haber sufrido un percance de otra naturaleza), nos ofrece su amistad y no sé cuantas cosas más. A Tremo Kid casi lo convence de abandonar el colazo y seguir su festejo. (Te vi, tenías sed, Tremo Kid).

Carlos (el amigo de Figueroa) inicia “la subida que hay que subir” hacia el aguacatal, adelantándose al grupo para no quedarse atrás, pero luego es alcanzado por el escalador, Romero y atrás veníamos todos los demás tratando de no perder el paso en esa subida que quita las ganas de pedalear e invita a descansar.  Hay que mencionar a Supermán “coco Palacios” y a su hijo, que con mucho esfuerzo y sin ánimo de desfallecer nos acompañaron, ya se ve la técnica para bajar, poco a poco conquistarán las subidas.

Antes de tomar la vereda del aguacatal hacia donde termina la Pinada, extremamos precauciones ante un sospechoso en una Specialized Amarilla, que nos alarmó, esperamos que  la haya adquirido de manera legal. Gracias a Dios solo fue eso, una falsa alarma, pero debemos estar siempre atentos. 

Seguimos la ruta no trazada, la imprevista, la incomprensible, como si estuviéramos dando vueltas en el mismo lugar, pero disfrutando, pasando por veredas diferentes.  Regresamos a San Mateo y nos dirigimos de nuevo de donde habíamos salido, siendo saludados por los amigos que muy a su manera festejaban su bono.

Uno siempre piensa cuando ve una subida complicada, que tal será de bajada? Se ve chilera para abajo! Ha de estar buena! Etc., pues hoy lo logramos hacer, bajamos por donde salimos del Hato para retomar la ruta hacia la bajada de concreto del Hato; acá encontramos a otro amigo muy amable, que andaba en su festejo, que bueno que se acomodó para dejarnos pasar y disfrutar de la tierra que antes había besado, sí, en su festejo les gusta darle de besos a esta linda tierra, ha de ser que la quieren mucho y le demuestran respeto; respeto que también le debemos tener nosotros porque a veces, de igual forma, damos por besarla y acariciarla. (Verdad, Amigos de Valdez y Coco Palacios)






Luego de reparaciones técnicas, seguimos a través de la subida técnica que nos lleva hasta la calle de concreto en la subida de la Cruz. Acá tratamos de aligerar el paso pues la madre naturaleza nos amenazaba con truenos y gotitas de lluvia, que cuando ella manda no hay nada que pueda contradecirla. Algunos intentamos subirla pedaleando, otros declinaron a ello, pues el terreno lo hacía difícil, pero todos logramos conquistar a nuestra manera esa vereda.




Finalmente llegamos a donde nos habíamos propuesto…  las veredas de Saulin, que ante la amenaza de la madre naturaleza estuvimos a punto de desertar, pero al final ganó el ánimo de gozar de las veredas y sus bajadas.  Terminamos en la Ciudad de Antigua Guatemala sin que la madre naturaleza hiciera efectivas sus amenazas, dándonos tiempo todavía de gozar las delicias culinarias del Parque de la Merced y luego de regreso a donde iniciamos nuestro colazo “incomprensible” y del día del “bolo”, por el festejo del “Bono”.

Saludos a los amigos que realizaron el reconocimiento del colazo “Alaska-Cantel-Zunil” Quetzaltenango, esperamos todo haya salido bien y se hayan disfrutado, al igual que nosotros, esos bellos paisajes que nos otorga este bello país, Guatemala.

A los que se perdieron de ambos colazos, los invitamos para que no se pierdan la próxima Tremo aventura.

S Pacheco.

3 comentarios:

Pichi dijo...

Pero estuvo bueno o no??? jajajaj, que se repita,... que se repita!!!!!
Bonito relato, insisto, que refrescante es cuando un tremo (que no ha relatado antes), nos regala su relato con sus palabras!!!!, que sea mas seguido por favor :)

Anónimo dijo...

BUEN RELATO PACHECO!!! BUENA CHARADA LO DEL BOLO BONO. Y ES QUE EFECTIVAMENTE LA MARA LE ESTA REGALANDO DE NUEVO EL BONO A LA LICORERA NACIONAL, YO ESTUVE AP PUNTO DE ACEPTAR LA INVITACION DEL FFUUUAAA..
HASTA LA HICIMOS DE PERSONEROS DE PROVIAL, SI, TUVIMOS QUE QUITAR A UN FULANO QUE ESTROPEABA EL PASO POR UNA VEREDITA JAJAJA..
AL FINAL BUEN COLAZO
Y COMO SIEMPRE SALUUDD Y SABOOOR!!

TREMO KID
CARLOS FIGUEROA

Spacheco dijo...

Gracias amigos,, es que me inspiró el ffuuuaaa,, jajajaja. Ahora esperemos el relato del scouting de Alaska-Cantel-Zunil, Quetzaltenango.